Gestión Portuaria, Concesiones y Licencias

Los puertos están íntimamente relacionados con la economía nacional desde el punto de vista de generación de riqueza y empleo, y como indicadores del comercio internacional de mercancías. Se consideran un sector estratégico para el país y es vital su promoción comercial para activar su presencia en los mercados y su diversificación, acciones llevadas a cabo desde los órganos de gestión.

La actividad de MCVALNERA consiste en analizar y orientar a las Administraciones Portuarias sobre qué funciones les permitirán ampliar el radio de acción de los órganos de gestión para que puedan aumentar su productividad, así como asesorar y colaborar con las empresas privadas que desarrollen o pretendan desarrollar sus negocios en los entornos portuarios. El objetivo es, en definitiva, ayudar a los puertos y a la comunidad portuaria a incrementar su calidad y eficiencia de los servicios prestados, reducir sus costes y satisfacer a sus clientes.

El sistema portuario español, cuyo modelo de gestión se basa en el otorgamiento de concesiones y autorizaciones de ocupación, y licencias de prestación de servicios, genera una elevada actividad para la gestión de dichos otorgamientos, así como para su seguimiento. Esto ocurre tanto desde el punto de vista de la propia Autoridad Portuaria en la tramitación de los correspondientes otorgamientos, como desde el punto de vista de las empresas privadas que solicitan concesiones para la ocupación de dominio público o licencias para la prestación de servicios portuarios o comerciales.

El procedimiento de solicitud y otorgamiento constituye una disciplina muy específica y altamente reglada en base a la legislación vigente, por lo que su desarrollo requiere de una componente de experiencia y un conocimiento técnico muy especializados. MCVALNERA reúne ambas características necesarias y a lo largo de los últimos años, ha desarrollado multitud de proyectos relacionados con la gestión de concesiones y licencias desde todos los frentes de acción posibles: desde el sector privado, colaborando con empresas concesionarias en la preparación de la documentación de los expedientes de solicitud y, desde el sector público, colaborando con Autoridades Portuarias y Puertos del Estado en la evaluación de los expedientes presentados.